La floricultura colombiana se muestra como ejemplo de conservación y uso del agua

La floricultura colombiana se muestra como ejemplo de conservación y uso del agua

11 de abril, 2023. El tema del agua adquiere cada día mayor importancia, debido al incremento continuo de su demanda por la población y actividades socioeconómicas. El agua es el principal insumo de la agricultura y no se puede concebir su desarrollo sin la disponibilidad de este recurso.

La floricultura colombiana no es ajena a esta realidad y es consciente de la importancia de este recurso para la producción de flores. Bajo la orientación de la dirección de asuntos ambientales y sostenibilidad de Asocolflores hemos trabajado por más de 20 años desarrollando estrategias y proyectos que propendan por un uso responsable y racional del agua en los cultivos de flores. Esto ha permitido que actualmente en promedio más del 57% del agua usada en los cultivos provenga de la lluvia, lo que evita que se utilice agua de fuentes superficiales o subterráneas. Para lograr esto, las empresas han construido la infraestructura necesaria para recolección y almacenamiento del agua lluvia en reservorios, convirtiéndose el sector floricultor en pionero de la agricultura colombiana en el aprovechamiento del agua lluvia.

Con el fin de maximizar el uso adecuado del agua en la producción de flores, las empresas también han implementado sistemas de riego eficientes. Existen tres sistemas principales para el riego de los cultivos:  cacho o flauta, aspersión y goteo. Esta última la más utilizada en las fincas floricultoras en Colombia. Actualmente el 95% de los cultivos utilizan este método de riego, que consiste en un sistema de irrigación automatizable que a través de la utilización de un sistema de tuberías y emisores que riegan directamente las raíces de las plantas, disminuyendo considerablemente las pérdidas de agua con una eficiencia por encima del 90%. 

Los volúmenes de agua aplicados en riego son determinados por parámetros y criterios técnicos de acuerdo con las necesidades de agua del cultivo, es decir, se soportan con el monitoreo del clima, de los suelos o sustrato, garantizando un uso optimo. Comúnmente se utiliza la medición de los siguientes parámetros:

  • Medición de la radiación o evapotranspiración, que se realiza con estaciones meteorológicas, atmómetros o tanques clase A, respectivamente
  • Medición de la humedad del suelo, que se realiza con tensiómetros o mediante la prueba organolépticas.

Igualmente, las fincas floricultoras colombianas vienen implementado buenas prácticas como la recirculación de aguas de drenajes y de otros procesos para tener sistemas cerrados, se tratan las aguas residuales que se generan para no contaminar y usarlas en el proceso productivo y se miden los consumos de agua en los diferentes procesos lo que permite controlar y mejorar.

Por otra parte, las empresas colombianas también tienen el compromiso de elaborar programas enfocados en el uso eficiente y ahorro del agua, en estos programas se deben planear objetivos y metas concretas para optimizar el consumo de agua en los cultivos. Esto se materializa a través del planteamiento de proyectos y acciones concretas que se deberán desarrollar en un plazo de 5 años.

También, participan en programas o iniciativas de siembra de árboles en conjunto con las autoridades locales y la comunidad para la conservación de las cuencas y zonas de recarga de agua. En el marco de estas actividades, es importante mencionar que Asocolflores gestiona el proyecto de bancos de propagación de especies nativas. Esta es una iniciativa que busca para garantizar la producción de material vegetal de especies nativas para las fincas floricultoras y mejorar los procesos relacionados con: mejoramiento del paisaje, enriquecimiento de la vegetación y reforestación de áreas estratégicas.

De esta manera, la floricultura colombiana se posiciona ante el mundo como ejemplo de trabajo consciente en pro del uso eficiente del agua y la conservación del medio ambiente. Desde Asocolflores trabajamos de la mano de nuestras empresas afiliadas para seguir generando un uso responsable y racional del agua para contribuir a su conservación y disponibilidad a largo plazo y asegurar una producción permanente de flores y ornamentales. Hacemos un llamado para seguir generando conciencia en el cuidado del agua como lo que es, un bien vital y común de la humanidad. Un bien que nos permite disfrutar del producto más hermoso del mundo, las Flores de Colombia.

 

Jornada de actualización en el Oriente Antioqueño promueve la floricultura sostenible

Asocolflores le apuesta al bienestar de los colaboradores por una vivienda digna

Jornada de Seguridad del sector floricultor se desarrolló con éxito

En madres, las Flores de Colombia se toman los medios y las redes para recordar la importancia de esta celebración

Bancos de propagación una estrategia de la floricultura colombiana que contribuye al cuidado ambiental

Asocolflores celebró el Día del Niño junto a los talentosos beneficiarios del Programa Becas Tokando

Gracias por tu mensaje, pronto responderemos.

¡Mensaje enviado

con éxito!

Gracias por tu subscripción, pronto recibirás mucho más contenido

¡Suscripción enviada

con éxito!